Los párrafos son un conjunto de frases u oraciones que forman una unidad de textos. Los párrafos empiezan con una letra mayúscula y terminan con un “punto y aparte”. Los párrafos pueden ser de dos y más líneas, aunque también se pueden distinguir párrafos de una sola frase. Conoce los tipos de párrafos y ejemplos.

Tipos de párrafos

Los párrafos se pueden clasificar según su contenido, según su estructura lógica y según su ubicación.

Según su contenido:

Párrafo argumentativo: expone una idea para influenciar al lector.

“¿Quiere esto decir que no sabemos imaginar cómo será la vida futura, si condenada o salvadora? Sí que podemos aventurarlo, pues lo que sabemos es que tendremos que acostumbrarnos a cambiar. Cuando el futuro nos parecía estar escrito de antemano por el determinismo económico, entonces la vida era un estrecho sendero lineal de sentido único, que estábamos predestinados a recorrer de la cuna a la tumba. Pero hoy ya no es así, pues ahora se ha convertido en un rosario de encrucijadas problemáticas donde a cada paso nos asaltará el dilema de no saber si nos enfrentamos a una oportunidad o a un riesgo. Y esta incertidumbre nos obligará a prepararnos para cualquier eventualidad”.

Párrafo conceptual o de definición: idóneos para los textos científicos o técnicos. Estos párrafos sirven para describir lo que significa un objeto, idea o cualquier otro elemento.

“El lenguaje administrativo es la lengua empleada por los órganos de la Administración del Estado tanto en sus relaciones internas como en su relación con los administrados. Lo normal es que se manifieste de forma escrita, a través de variadísimos documentos (actas, anuncios, circulares, citaciones, convocatorias, disposiciones, estatutos, formularios, notificaciones, oficios y otras muchas modalidades)”.

Párrafo cronológico: las ideas que allí se plasman siguen un orden en función del tiempo. Es ideal en una narrativa histórica o periodística.

“Un enfoque de la situación actual del feminismo exige que tracemos a grandes rasgos las principales etapas de su evolución. Como es bien sabido, los orígenes del movimiento están en los planteamientos de las sufragistas inglesas, que, inspiradas por los principios de la Revolución Francesa -el nombre de Mary Wollstonecraft resulta inevitable-, se concentraba en la reivindicación política del sufragio universal; resulta en verdad irrisorio y humillante llamar así al derecho de voto que sólo tenían los hombres”.

Párrafo de enumeración: tienen una frase organizadora que da pie al siguiente orden que se va a establecer. Sin esta frase no se puede entender la enumeración que se quiere proponer.

“Es cierto que estamos hablando de un país, España, que ha sufrido en los treinta últimos años una transformación no fácilmente equiparable: nuestra sociedad ha pasado de la dictadura a la democracia, de la religiosidad a la indiferencia, del apoliticismo a la participación, del yugo centralista al terrorismo independentista, de la moralidad victoriana a la libertad absoluta de costumbres. De los sermones radiofónicos del domingo a los travestis en TVE. Del bocadillo de chorizo a los batidos light. De los premios de natalidad del franquismo al crecimiento demográfico negativo. Y de tener un millón de emigrantes en Alemania, a ser los gendarmes del Estrecho contra la emigración clandestina. (Enrique Gil Calvo)”.

Párrafo descriptivo: describe persona, objeto, idea, evento o situación que hace parte del texto en general. Para describir algo correctamente se debe ir de lo general a lo particular, de lo externo a lo interno. Si se trata de una descripción de algo temporal, se puede describir desde el pasado hasta el presente o como mejor le parezca al autor.

“Uno de los puntos que antes de mi partida se ofrecieron a mi vista fue Alange, pueblecillo situado a la falda de una colina y en una posición sumamente pintoresca; esta villa, que dista pocas leguas de Mérida, posee una antigüedad sumamente curiosa: un baño romano de forma circular y enteramente subterráneo, cuya agua nace allí mismo, y que se mantiene en el propio estado en que debía de estar en tiempo de los procónsules; recibe su luz de arriba, y los  habitantes, no menos instruidos en arqueología que los meridenses, le llaman también el «baño de los moros». La colocación de este baño hace presumir que los romanos debieron de conocer las virtudes de las aguas termales de Alange”.

Párrafo explicativo: son párrafos que sirven para aclarar algún tema en específico antes de seguir con otros o para dejar claro lo que se expuso en el párrafo anterior.

“El desarraigo que supone sumar el alejamiento de las propias tradiciones a la dificultad de integrarse en otras, ¿pudo influir en esa particular aptitud o predisposición intelectual de algunos judíos? ¿Pudo afilar su percepción y su inventiva el haber vivido este tipo de experiencia? Seguramente. Más aún, es la única explicación que se me ocurre a ese protagonismo intelectual judío: su visión, limpia de adherencias, no ya de la sociedad, sino también del mundo y de la naturaleza humana. El que su presencia, en la actualidad, parezca haber disminuido comparativamente, se debe, en parte, a que a lo largo del siglo XX las sociedades occidentales han cambiado mucho”.

Párrafo expositivo: de manera organizada y clara, se presenta una idea sin realizar juicios o dar a conocer la intención del autor.

«Un cuento es una historia o narración de pocas páginas, que se caracteriza por tener una sola línea de acción, es decir, se trata de un solo relato, no de varios a la vez.»

Párrafo narrativo: ideal para las historias con muchos personajes y situaciones que deben seguir un orden lógico, según la historia, y relatar los hechos reales o ficticios de manera clara.

“Durante toda mi infancia acudí a un colegio de religiosos de Valladolid donde, entre otras cosas, trataban de inculcarnos el sentimiento cristiano de la caridad llevándonos a visitar a los más necesitados. Era una actividad que solía desarrollarse los domingos por la mañana, después de la misa, y que, en cierta forma, podía considerarse un antecedente de las que llevan a cabo las ONG de hoy día. Recuerdo aquellas excursiones, bajo el sol invernal, la llegada a los barrios donde vivían los pobres, y nos recuerdo a nosotros conteniendo con dificultad la vergüenza que nos daba entrar en aquellas casas sin apenas ventilar, con su permanente olor a comida, y enfrentarnos a la mirada hosca de sus moradores, que, sin duda, nos veían aparecer con el malestar apenas disimulado de quienes se ven obligados a exponer sus miserias ante la mirada satisfecha de los privilegiados, pues eso es lo que éramos un grupo de privilegiados que descendía de su reino de bienestar con la complacencia del que sabe que está llevando a cabo una buena acción”.

Según su estructura lógica:

Párrafo comparativo: las oraciones en este párrafo se escriben para comparar, contrarrestar o plasmar diferencias.

“Los cambios de época obligan a caer en posturas extremas, donde bandos irreconciliables se niegan el pan y la sal enzarzados en agrias polémicas cuerpo a cuerpo. Y así sucede también en nuestro tiempo, como si la cronología aritmética del cambio de milenio determinase la necesidad de tener que alinearse entre los apocalípticos o entre los integrados. Estos últimos son hoy los apologistas de la globalización, la nueva economía y la sociedad que nos auguran un fructífero futuro poblado de venturas sin cuento: es el paraíso de Telépolis, la nueva Jauja digital, donde todos estaremos simultáneamente interconectados en tiempo real a través de microteléfonos, cables de banda ancha, imágenes virtuales y correos electrónicos”.

Párrafo de causa-efecto: expone un hecho, pero seguido se menciona sus causas o efectos. También se puede adelantar el resultado y decir porqué ha sucedido así.

“Mucha gente se mudó hacia Canadá desde Europa durante el siglo XIX porque existían terribles condiciones de vida en Europa”.

Párrafo de planteamiento y resolución de un problema: en la primera se escribe el problema con detalle, en la segunda se expone la solución, lo que también debe quedar muy claro.

“Es evidente que la cifra media que mide el colesterol en sangre ha aumentado en los países mediterráneos, lo que nos da idea de que están desapareciendo unos hábitos alimenticios saludables, que son sustituidos por otros en los que las grasas de origen animal tienen un papel preponderante”.

Párrafo de secuencia o proceso: como su nombre lo indica, en este párrafo se sigue una secuencia de acontecimientos, que no necesariamente debe llevar un patrón de fechas, sino simplemente ordenados conforme sucedieron.

“Protocolos para preparar una comida, crecimiento y desarrollo de una planta, protocolo para resolver un problema matemático, acciones en secuencia de fenómenos naturales”.

Párrafo deductivo: de manera general, se expone la idea principal al inicio. Esto invita al lector a “adivinar” de qué se trata, sintiendo la necesidad de seguir leyendo para ver si su idea coincide.

“La mayoría de los adolescentes ha probado alguna vez bebidas alcohólicas, aunque la frecuencia de su consumo varía con la edad, el sexo, la religión, la clase social, el lugar de residencia y el país de origen. En los países no musulmanes, el alcohol es el narcótico psicoactivo más ampliamente ingerido, por encima de la marihuana. Un fenómeno de los años setenta ha sido el de la nivelación en el índice de consumo de alcohol entre los adolescentes de uno y otro sexo; así, mientras que unos y otros muestran un aumento continuo, en los últimos veinte años el crecimiento correspondiente a las chicas es mucho más acelerado”.

Párrafo inductivo: Idea principal al final. Todo lo contrario, al tipo de párrafo anterior. Aquí primero se detalla la información y luego se genera la conclusión o resultado.

“Comenzar por los hechos, luego describirlos y más tarde formular hipótesis y construir teorías para explicarlos; después deducir de ellas conclusiones particulares verificables; recurrir eventualmente a nuevas observaciones o a nuevos cálculos y contrastar sus conclusiones con estos resultados y finalmente, si se halla necesario, corregir sus conjeturas sin compasión: he aquí el severo carácter auto correctivo de la investigación científica”.

Párrafo de conclusión: es el párrafo final o que concluye un tema en específico. Se debe usar un conectivo que denote un final.

“En suma, las biografías del próximo futuro cambiarán en el sentido de adaptarse a su transformación continua. La adquisición y el cambio de los conocimientos no concluirá con la juventud, sino que continuará desarrollándose a todo lo largo del ciclo de vida, que se transformará en un proceso continuo de (re)educación permanente. Y eso hará estallar en mil pedazos la frontera de la juventud: los adultos se convertirán en jóvenes tardíos y los jóvenes se transformarán en adultos precoces”.

Según ubicación:

Párrafo de apertura: puede tratarse de una síntesis del tema, formulación de preguntas, anécdotas o cita textual.

“Es un hecho comprobado que la temperatura superficial de la Tierra está aumentando a un ritmo cada vez mayor. Si se continúa así, la temperatura media de superficie terrestre aumentara 0,3ºC por década. Esta cifra, que parece a simple vista no excesiva, puede ocasionar, según los expertos grandes cambios climáticos en todas las regiones terrestres”.

Párrafo de transición: es el que se usa para cambiar de tema o darle un giro suave al que ya se viene planteando.

“A continuación vamos a ver como se cumple cada uno de los cinco pasos en los ejemplos anteriores”.

Párrafo de cierre: resume el tema general y expone las ultimas ideas o conclusiones al respecto.

“Entonces, cuando se produzca el estallido financiero de los sistemas públicos de pensiones, se rebelarán los nuevos mayores, que se negarán a jubilarse protagonizando la invención de múltiples movimientos sociales de protesta senatorial. Esos nuevos ancianos se resistirán a obedecer la orden de salida de la vida activa, y en su lugar elevarán la voz del para entonces dominante poder gris, esgrimiendo como bandera reivindicativa la defensa de sus derechos adquiridos. Y así surgirá una nueva cultura sólo para mayores, como seña de identidad que les permitirá reconocerse a sí mismos con orgullo y autoestima, alcanzar plena aprobación pública, hacerse respetar por los demás y adquirir legítimo prestigio social”.